17 ene. 2020

Estadísticas de Lectura 2019



Mantener un hábito no es lo mío. No soy drogadicta o alcohólica por pura pereza y falta de fuerza de voluntad. Pero, adoro las estadísticas y la falsa sensación de productividad que me trae crear y llenar hojas de cálculo con información que no es del todo vital, solo un gran aumento de serotonina.

Hoy te voy a mostrar, algo de los datos que logré recolectar durante todo este año. Estoy orgullosa de mí porque es la primera vez que logro terminar algo uno, los últimos dos años había intentado, pero las plantillas que encontraba no se acomodaban a mis necesidades, la verdad es que el que yo hice tampoco del todo, pero estoy trabajando en mejorarlo este año.

Esta primera imagen es un resumen con toda la información básica.

Hoja en Excel con un cuadro de datos
Clic aquí para ver la imagen más grande

En la primera parte, el cuadro de arriba llamado READ, muestra la cantidad de libros leídos por mes, contando también re-lecturas y libros abandonados, seguido la cantidad de páginas, un promedio calificación de todas mis lecturas del mes. En las tres últimas columnas del cuadro, SUM es la suma de todos los datos que expliqué al inicio, AVR es el promedio de más o menos cuando leo por mes, mientras que % es solo el valor de AVR en porcentaje y lo hace ver más importante:

acercamiento del cuadro READ
Clica para ver imagen más grande

El segundo cuadro, llamado Reading Challenge, se explica solo, lo que me gusta de esta versión es que me dice mi meta por mes, cuantos me faltan o si avance más de lo que predijo:

acercamiento del cuadro READING CHALLENGE
Clica para ver la imagen más grande

Este tercer cuadro pequeñito me dice que libro fue el más largo y el más corto que leí, toda esta info la saco de Goodreads, cuando lees en e-book tiende a variar.

clica para ver más grande
Y esta última barra lo agregue porque me gustaba como se veía, si usan Goodreads para controlar su reto de lectura del año sabrán como funciona😋

clica para ver más grande
El siguiente gráfico pertenece a otro archivo que maneja de manera general todos mis libros. No sé cómo leí tanto en 2016, antes de 2011 no llevaba una lista así que los junté todos. Goodreads es la mejor invención.

clica para ver más grande

Luego este gráfico pertenece a mi lista de lecturas de 2019, dividido en tipo de lectura y público dirigido, mi intención también era armar uno por género, solo que aparentemente no sé dividir los libros en un solo género y entré en pánico.

clica para ver más grande

Y finalmente un vistazo a la hoja dónde introduzco todo los datos, tiene lo básico en información: título, autor/a, fechas de lectura, además yo lo agregué columnas donde puede anotar si el libro ya está en español, si ya lo puse en Goodreads (porque tiendo a olvidarme), el idioma en el que lo leí y si el libro ya lo tenía o si alguna editorial me lo dio de cortesía

clic para ver más grande

No bloguee este año, pero rellenar esta hoja de cálculo me hizo sentir productiiva. Ahora llenar el de 2020.

13 ene. 2020

Hola de nuevo (versión 2020)



Ha pasado casi DOS años, creo. El “por qué” es simple: no sentía muchas ganas de postear, leí interesantes libros este año que me dejaron con gran resaca literaria, pero ¿ganas para escribir una reseña? No las tenía.

Debo empezar esto cómo se debe, saludando.

¿Qué tal, kitten? ¿Qué tanto leíste este año? ¿Has estado comiendo sano? Con eso fuera de camino, empecemos hablando por lo importante.

Yo.

Cuando empecé el blog, tenía esa absurda idea que sabía escribir cosas interesantes, y si bien hay algunas reseñas de las que estoy orgullosa porque me las ingenié para poder decirte lo que realmente sentía sobre un libro, este año llegué a la conclusión de que escribir no es tanto lo mío. No me malentiendas, me encanta, y lo seguiré haciendo, pero estoy 100% consciente que no voy a hacer una carrera de esto o que lo que escriba llegue a ser medianamente interesante o entretenido. Una de las peores cosas que pude hacer el año pasado fue tratar de sacar “inspiración” de cosas que ya tenía publicadas acá… Mala, mala idea. La mitad del tiempo digo nada y yo siendo una pretensiosa de primera.

Con todo esto, uno pensaría que voy a despedirme de manera oficial del blog… Pero, ¿no siempre he dicho que me gusta dar la contra?

No tengo ganas de escribir, solo que mi cerebro NO. SE. CALLA. Cada vez que veo, leo, experiencia algo que de verdad me gusta u odio. Debo reconocer que la manera en la que manejaba el blog solo me generaba estrés y no tanto contenido de calidad, todo eso sin contar con todas las dudas que mi cerebro me manda cada segundo que intento hacer algo.

¿A dónde va el blog, entonces? No tengo idea, últimamente no leo tanto, veo series como si mi vida dependiera de eso, pero la verdad, más tiempo me la paso jugando Vida en la Grande de Facebook. A ese nivel de tristeza he llegado.

Me había propuesto publicar este post solo cuando tuviera al menos 4 (cuatro) ya programados, la verdad es que solo tengo y todavía en borrador ja.

Nos veremos más seguido por acá, o al menos de manera esporádica con intención de ser más seguido.