¡Compra ya The Reaper Series!

|| miércoles, 4 de septiembre de 2013


Desde su experiencia cercana a la muerte en la sala de operaciones, Arianne Wilson de diecisiete años puede ver gente muerta. Al mismo tiempo en que aprende a aceptar sus recién descubiertos talentos, descubre que el chico por el cuál tenía un enamoramiento desde el primer año de preparatia, Niko Clark, es La Muerte.

Al menos tienen algo en común, aunque eso no significa que la vida se volverá más fácil. Todo mientras se enfrenta al implacable acoso de la chica más poderosa de la escuela, el mundo de Arianne se pone de cabeza cuando Niko accidentalmente se lleve el alma de alguien que ella ama. Esto los envía en una espiral que amenaza con acabar la vida de Arianne. ¿Pero Niko romperá sus propios codigos de La Muerte para salvarla? ¿Y cuáles serían las consecuencias si lo hace?



+Lee un Adelanto






Solo un villano puede salvar el día.

Durante sus mil años de exilio en Los Abismos, Batlthazar no pensó en nada más que hacerse cargo de la encrucijada de la Muerte.

El día en que pone sus planes en acción, Balthazar se encuentra El Cruce bloqueado. Muerte ha sido apuñalado por la amargura de Brianne, una hoja que poco a poco filtra sus poderes. Con el fin de desafiar a la Muerte por su sitio y evitar el caos total, Balthazar es forzado en una misión para encontar al Redentor, el único ser capaz de sacar la espada del pecho de la Muerte. La única persona que puede identificar al Redentor es una chica humana en el Cruce cuya alma todavía está unida a su cuerpo.

Conocer a Arianne Wilson pone la paciencia de Balthazar al límite. En el acuerdo que hizo con la Muerte, él debe proteger a Arianne durante su viaje a travez del Underverse utilizando todos los recursos a su alcance. Pronto se dará cuenta que el único que necesita ser protegido es él. Por tanto daño como se inflige en el cuerpo de Balthazar, ir a través del Underverse con Arianne está demostrando ser más peligroso para su corazón y su alma.

¿Puede el villano seguir siendo villano cuando el amor se interponga en el camino?




When Kate Evangelista was told she had a knack for writing stories, she did the next best thing: entered medical school. After realizing she wasn't going to be the next Doogie Howser, M.D., Kate wandered into the Literature department of her university and never looked back. Today, she is in possession of a piece of paper that says to the world she owns a Literature degree. To make matters worse, she took Master's courses in creative writing. In the end, she realized to be a writer, none of what she had mattered. What really mattered? Writing. Plain and simple, honest to God, sitting in front of her computer, writing. Today, she lives in the Philippines and writes full time.




¡No olviden que hay un Giveaway: aquí!

¿Te gustó lo que viste? No olvides seguir al blog en Facebook, GoodReads. Pinterest, Tumblr, Twitter y correo

No hay comentarios:

Publicar un comentario