El Gato en la Butaca: Eternal Sunshine of The Spotless Mind

|| jueves, 30 de mayo de 2013

Año: 2004
País: Estados Unidos
Dirección: Michel Gondry
Protagonistas: Jim Carrey, Kate Winslet, Elijah Wood, Mark Ruffalo, Kirsten Dunst, Tom Wilkinson


Joel (Jim Carrey) recibe un terrible golpe cuan-do descubre que su novia Clementine (Kate Winslet) ha hecho que borren de su memoria todos los recuerdos de su tormentosa rela-ción. Desesperado, se pone en contacto con el creador del proceso, el Dr. Howard Mierzwiak (Tom Wilkinson), para que borre a Clementine de su memoria. Pero cuando los re-cuerdos de Joel empiezan a desaparecer de pronto redescubre su amor por Clementine. Desde lo más profundo de su cerebro intenta-rá parar el proceso. Mientras el Dr. Mierzwiak y su equipo (Kirsten Dunst, Mark Ruffalo, Elijah Wood) le persiguen a través del laberin-to de sus recuerdos, está claro que Joel simplemente no puede quitarse a Clementine de la cabeza.



Narra la historia de Joel y Clementine, una pareja que ha tenido sus altibajos como toda relación los tiene, y que deciden por medio de una intervención médica eliminar los recuerdos del otro (cada uno por diferentes circunstancias y en diferente tiempo).

A lo largo de la película vemos como Joel es "intervenido” para eliminar los recuerdos, y como él hace lo posible por revertir el proceso, pues viajando a través de su mente y viendo sus recuerdos junto a Clementine, se da cuenta que no todo lo que vivió junto a ella fue malo.

“Es doloroso pasar tanto tiempo con alguien, solo para descubrir, que es un desconocido…”




El film plantea la premisa de borrar recuerdos que nos hacen daño, para empezar desde cero. Si bien no existe algo real que pueda realizarlo, nos permite analizar el camino y desplome de una relación. Y conforme avanza nos hace pensar si es realmente lo que querríamos hacer. Pues a la larga lo bueno y lo malo de una relación es lo que nos va forjando como personas.

“Te borraría de mi mente, pero a mitad del proceso, vería de uno en uno los recuerdos que tuvimos, todos esos recuerdos que harán que mientras más te quiera olvidar, más querré que te quedes en mi mente, porque ahí es donde perteneces.”

Las actuaciones están excelentes. Jim Carrey demuestra que tiene mucho potencial y no deja de sorprender y transmitir con su actuación. De Kate Winslet, es poco lo que puedo decir, es magnífica, hace de Clementine un personaje entrañable, loco y divertido, un caos total. Y la química de ambos es magnífica.

“Se puede olvidar lo que pasó, pero no como se sintió”

Los demás actores (Ruffalo, Dunst, Wood y Wilkinson) también muestran una muy buena historia secundaria y paralela a nuestros dos protagonistas.

Esta película, es sin lugar a dudas una de mis favoritas, más allá de que estén Kate Winslet, Jim Carrey y Mark Ruffalo, amo demasiado la trama y sus personajes, la forma en que está estructurada y el como parece que estuviéramos dando un paseo por la mente humana, entre otras cosas, es por lo que jamás me canso de verla. Está fuera de todo lo cliché de una película que drama, romance, comedia. Definitivamente, tienes que verla al menos una vez.


Dato curioso:

El título original, Eternal Sunshine of the Spotless Mind, está inspirado en un verso del extenso poema Eloisa to Abelard del poeta inglés Alexander Pope:

“Cuan feliz es el hombre inocente sin delito,
el mundo que se olvida del mundo olvidado,
el eterno resplandor de una mente sin recuerdos,
se cumplen las oraciones, y se rechazan los deseos”

üLo mejor: actuaciones, personajes, montaje.
üLo peor: --
ü Puntuación: 10/10




Género: Drama Romántico, Ciencia ficción
Producción: Steve Golin, Anthony Bregman
Guión: Charlie Kaufman
Música: Jon Brion
Fotografía: Ellen Kuras
Montaje: Valdís Óskarsdottir
Escenografía: Ron von Blomberg
Vestuario: Melissa Toth




Artículo escrito por Bren Stark
Potterhead, booklover. Wonderland, England. Síguela en Twitter

¿Te gustó lo que viste? No olvides seguir al blog en Facebook, GoodReads. Pinterest, Tumblr, Twitter y correo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada